Archivo de la etiqueta: corazón

¿Cerdos como factorías de órganos humanos?

Los avances con células madre han vuelto a abrir la caja de los truenos de la ética. Si ya en su día levantaron ampollas con los trabajos con embriones, ahora vuelven a hacerlo debido a una investigación llevada a cabo por el miembro de la Selección Española de Ciencia Juan Carlos Izpisúa y su equipo del Salk Institute.

El bioquímico Juan Carlos Izpisúa.

El bioquímico Juan Carlos Izpisúa.

El bioquímico ha descubierto un nuevo tipo de células madre pluripotentes –capaces de desarrollarse en cualquier tipo de tejido– cuya futura identidad está ligada a su ubicación en un embrión en desarrollo, según publica Nature. Para llegar a esta conclusión, Izpisúa y su equipo han integrado estas células madre en un embrión de ratón inservible y han logrado que inicien la formación de tejidos válidos para la vida humana. “Este descubrimiento abre la puerta para el estudio el desarrolloy la evolución de algunas enfermedades y ofrecen vías para la generación de nuevas terapias”, dice el profesor Juan Carlos Izpisúa.

No faltarán quiénes levanten la voz de alarma ante el hallazgo y ante la posibilidad de que cerdos y ratones y conejos se conviertan en factorías de pulmones, higados y corazones para el ser humano. Pero, más allá de las consideraciones legales y morales, lo importante del trabajo de Izpisúa radica en la potencialidad de esas células madre pluripotentes y en lo que eso puede suponer para la mejora de nuestra calidad de vida.

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

La Selección tiene un nuevo pichichi

fuster-pichichi

Rafael Moreno Aranzadi, alias Pichichi (izda.) y el cardiólogo Valentín Fuster, máximo goleador contra el infarto.

Rafael Moreno Aranzadi (1892-1922) era un jugador del Athletic Club al que desde los once años llamaban Pichichi. Destacó como extremo izquierdo y fue el primer jugador que metió un gol en San Mamés. Regateador nato, su nombre se convirtió pronto en leyenda y hoy es sinónimo de figura destacada en el terreno de juego. Pichichi es también Ronaldo, Messi… y Valentín Fuster. Cristiano viste los colores del Real Madrid, Messi del Barcelona y Fuster de la Selección Española de Ciencia; su equipo es el Centro Nacional de Investigaciones Cardiológicas, pero también se pone la camiseta del Hospital Monte Sinaí de Nueva York, donde defiende el área de Cardiología.

Fuster le ha metido ya muchos goles a las patologías cardiacas. Lo ha hecho investigando el factor tisular, una proteína que incide en el coágulo de sangre que se forma en el infarto de miocardio. Y lo ha hecho también favoreciendo la creación de una polipíldora que aglutina varios de los medicamentos que el infartado debe tomar a diario.

Ahora Fuster, que ya fue galardonado con el Premio Príncipe de Investigación Científica y Técnica, recibe un nuevo trofeo de manos de sus compañeros. La organización que los representa, MRS (Monitor de Reputación Sanitaria), le acaba de nombrar El cardiólogo con mejor reputación de España. ¡Enhorabuena, pichichi!

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

Nace una polipíldora que reduce el riesgo de infarto

Cada año en España se producen cerca de 70.000 infartos. En la mayoría de los casos, el infartado se ve obligado a tomar nueve y diez pastillas diaria de por vida. Crear una píldora que aglutine varios de los medicamente que el enfermo debe tomar ha sido desde hace tiempo el objetivo de Valentín Fuster, director del Centro Nacional de Investigaciones Cardiológicas. A finales de año, Laboratorios Ferrer, hará realidad su sueño.

WBpolipildora

Valentín Fuster, director del CNIC, junto a Susana Camarero, secretaria de Estado de Servicios Sociales e Igualdad, inicia la producción de la primera polipíldora para enfermos de corazón.

La idea surgió en un viaje a Rusia. “Estábamos viendo a un enfermo muy conocido en la sociedad local y preguntamos si tomaba la inhibidora de la E.C.A (un medicamento que reduce la presión arterial para que el corazón trabaje con menor intensidad). Me respondieron que no debido a su alto precio.  Surgió entonces en nosotros la idea de una polipíldora que eliminara parte de los costes de distribución, una cápsula única con todos los ingredientes necesarios después de un infarto de miocardio”.

Nacida inicialmente con el propósito de facilitar el tratamiento de pacientes en países con dificultades económicas,  el doctor Fuster descubrió que también podía jugar un papel decisivo en la evolución de los enfermos del primer mundo. La falsa percepción de bienestar que poco a poco experimentan tras sufrir un accidente cardiovascular origina con frecuencia el abandono paulatino de la medicación y el consiguiento riesgo de un nuevo infarto.

Los datos del estudio FOCUS, liderado por Valentín Fuster y presentado en el Congreso Europeo de Cardiología, demuestran que el 54,5% de las personas que han sufrido un infarto agudo de miocardio no siguen adecuadamente el tratamiento prescrito. “Deben medicarse de por vida para prevenir un nuevo ataque”, explica Fuster. “No hacerlo aumenta el riesgo de fallecimiento entre un 50 y un 80%”. A cambio, propuestas como la polipíldora incrementan en casi 10 puntos la adherencia al tratamiento después del infarto, según los resultados de un estudio dirigido por Valentín Fuster y presentado en septiembre en el Congreso Europeo de Cardiología, en Barcelona.

Estas son sus ventajas:

  1. Aúna en una sola cápsula, tres medicamentos (Atorvastatina, Ácido Acetilsalicílico y Ramipril) importantes para el tratamiento de accidentes cardiovasculares.
  2. Atenúa la servidumbre de los pacientes en cuento al número de pastillas diarias.
  3. Reduce los costes de transporte, almacenaje y packaging, lo que facilita su introducción en países menos desarrollados.
  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest