¿Por qué enfermamos?

Porque envejecemos, sufrimos enfermedades. ¿Y si no nos hiciéramos mayores? ¿Si viviéramos una eterna juventud? María Blasco, directora del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO), trabaja para conseguirlo. Lo explica en su conferencia “El origen de la enfermedad”, impartida en diferentes foros. El último, la Facultad de Medicina de Castilla-La Mancha hace apenas unos días, donde aclara que el envejecimiento está íntimamente ligado a la longitud de los telómeros, unas estructuras esenciales para la vida que se hallan en los extremos de los cromosomas.

Cada uno de nosotros tiene una longitud telomérica al nacer y son los factores genéticos (30%) y ambientales (70%) los que van determinando su acortamiento. ¿Por qué? Los telómeros se erosionan cada vez que una célula se divide… pero con matices. “Si ocurriera así estrictamente hace tiempo que las especies habrían desaparecido. Nada quedaría de ellas tras varias generaciones”, explica María A. Blasco.

Hay un factor decisivo que todo lo cambia, que posibilita la continuidad de la vida año tras año, siglo tras siglo: la telomerasa. Es una enzima presente en el desarrollo embrionario capaz de ir añadiendo secuencias teloméricas. Tiene el inconveniente de que desaparece en la mayoría de los tejidos al nacer y favorece el acortamiento progresivo de los telómeros… con una perversa excepción: el cáncer. Las células cancerígenas la activan porque sin ella no podrían dividirse de forma inmortal y generar un tumor.

El objetivo, pues, es ser capaces de activar esta enzima en células sanas. De lograrlo, María A. Blasco habría desarrollado el elixir de la juventud o, lo que es lo mismo, habría conseguido aumentar nuestra longevidad libres de enfermedad. De momento, ya lo ha logrado al aumentar un 40% la vida de ratones modificados genéticamente.

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


tres + = 10